Queso Fresco Batido Casero

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en reddit
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
queso fresco batido

El queso fresco batido se ha convertido en una alternativa de lo más demandada. Puedes usarlo para preparar postres, desayunos o meriendas dada su adaptabilidad. Descubrimos cómo prepararlo rápidamente en tu casa. Conseguirás ahorrar y obtener el resultado que prefieras.

Ingredientes del Queso Fresco Batido

  • Queso fresco desnatado
  • Leche desnatada
  • Edulcorante natural

Preparación

  1. Cortamos la cantidad de queso que vayamos a utilizar o, si lo preferimos, añadimos una pieza entera a un vaso para batidora. Aunque se pueda usar para recetas dulces o para tomarlo tal cual, es siempre eficaz elegir el tipo de queso que más te guste. El de vaca tiene un sabor más neutro que combina mejor con otros ingredientes. El de cabra es más potente y combina bien con edulcorantes naturales.
  2. Cubrimos con leche los dados de queso hasta alcanzar, aproximadamente, un centímetro desde la base del vaso. Es importante destacar que también podemos usar leches de origen vegetal. Jugaremos con sus características para conseguir un batido con un sabor más especial.
  3. Añadimos el edulcorante natural que más nos guste. Recomendamos el uso de miel o de estevia. Es siempre imprescindible mantener el sabor ácido del queso y no enmascararlo demasiado. Mantener el contraste gustativo nos permite disfrutar de un resultado más sabroso.
  4. Usamos la batidora hasta conseguir la textura deseada. Por esta razón, es mejor no añadir demasiada leche al principio para que el resultado no quede demasiado líquido. Es recomendable que elijamos la velocidad más baja para que comprobemos, poco a poco, cómo va adquiriendo la textura que prefieras. Todo dependerá del tipo de queso utilizado y de si añadimos, o no, otros ingredientes que completen su sabor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resumen

Queso Fresco Batido Casero

Aunque el coco no sea del agrado de todos, se innegable que posee unas propiedades excelentes. Y para los amantes de esta fruta, el Bizcocho de Coco es perfecto. Sencillo, ligero, y agradable al paladar.

Tipo: Queso Fresco Batido Casero sin azúcar

Cocina: Queso Fresco Batido Casero Fitness sin grasa

Palabras claves: Queso Fresco Batido Casero fitness

Rendimiento de la receta: 6 Raciones

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT10M

Tiempo total: PT25M

Ingredientes de la receta:

  • Queso fresco desnatado
  • Leche desnatada
  • Edulcorante natural

Instrucciones de la receta: Cortamos la cantidad de queso que vayamos a utilizar o, si lo preferimos, añadimos una pieza entera a un vaso para batidora. Aunque se pueda usar para recetas dulces o para tomarlo tal cual, es siempre eficaz elegir el tipo de queso que más te guste. El de vaca tiene un sabor más neutro que combina mejor con otros ingredientes. El de cabra es más potente y combina bien con edulcorantes naturales. Cubrimos con leche los dados de queso hasta alcanzar, aproximadamente, un centímetro desde la base del vaso. Es importante destacar que también podemos usar leches de origen vegetal. Jugaremos con sus características para conseguir un batido con un sabor más especial. Añadimos el edulcorante natural que más nos guste. Recomendamos el uso de miel o de estevia. Es siempre imprescindible mantener el sabor ácido del queso y no enmascararlo demasiado. Mantener el contraste gustativo nos permite disfrutar de un resultado más sabroso. Usamos la batidora hasta conseguir la textura deseada. Por esta razón, es mejor no añadir demasiada leche al principio para que el resultado no quede demasiado líquido. Es recomendable que elijamos la velocidad más baja para que comprobemos, poco a poco, cómo va adquiriendo la textura que prefieras. Todo dependerá del tipo de queso utilizado y de si añadimos, o no, otros ingredientes que completen su sabor.

Puntuación del editor:
5