Bizcocho proteico

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
bizcocho proteico

Con esta receta de bizcocho proteico no tendrás nunca más que soportar el antojo de consumir algo dulce. Podrás comer fácilmente este bizcocho todos los días sin que repercuta negativamente en tu dieta. Es más, repercutirá, pero de forma positiva en tu organismo.

Ingredientes del Bizcocho proteico

  • 1 huevo entero
  • 5 claras de huevo
  • Unos 120 gramos de copos de avena o harina de avena
  • Una dosis (30 gramos) de proteína en polvo del sabor que más te guste
  • 30 ml de leche desnatada
  • Edulcorante natural
  • 1 sobre de levadura
  • Opcionalmente podemos añadir nuez moscada
  • Opcionalmente podemos añadir canela
  • Opcionalmente podemos añadir ralladura de limón
  • Opcionalmente podemos añadir ralladura de naranja
  • Opcionalmente podemos añadir pasas

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 190º, mientras pasamos a preparar los ingredientes. En un bol amplio vertemos las claras de los huevos, y el huevo entero. Batimos todo hasta mezclarlo correctamente. El hecho de usar un huevo entero con su yema incluida es porque de ese modo conseguimos un mejor color en el bizcocho resultante.
  2. Vamos añadiendo harina tamizada y copos de avena, enteros o triturados, a nuestro gusto.
  3. Incorporamos poco a poco la leche desnatada mientras removemos, hasta lograr una mezcla homogénea. Continuamos con la levadura, y el edulcorante natural a nuestro gusto. Seguimos con la proteína en polvo, con la dosis controlada y el sabor de nuestra preferencia.
  4. Vamos a los ingredientes sólidos o saborizantes, como la nuez moscada, canela, pasas, y ralladuras de nuestra preferencia, y/o ingredientes de nuestro gusto, con cuidado de evitar calorías innecesarias.
  5. Ya con la masa mezclada, lo ponemos a hornear a la misma temperatura a la que precalentamos, durante unos 30 minutos aproximados, dependiendo del tamaño. Podemos hacer la prueba del palillo para evitar que nos quede crudo por dentro.
  6. A pesar de que pierda sabor, ya que al comerlo caliente tendremos un plus de sabor, recomendamos dejarlo templar a temperatura ambiente, y después refrigerarlo durante un día, para que la textura quede perfecta.

Un saludable bizcocho proteico, para que puedas hacerte unas meriendas o desayunos fantásticos. Podrás ver la repostería con otra perspectiva completamente diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Bizcocho proteico

co no tendrás nunca más que soportar el antojo de consumir algo dulce. Podrás comer fácilmente este bizcocho todos los días sin que repercuta negativamente en tu dieta.

Tipo: Receta de Bizcocho proteico sin azúcar

Cocina: Bizcocho proteico sin grasa

Palabras claves: Receta de Bizcocho proteico fitness

Rendimiento de la receta: 6 Raciones

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT30M

Tiempo total: PT45M

Ingredientes de la receta:

  • 1 huevo entero
  • 5 claras de huevo
  • Unos 120 gramos de copos de avena o harina de avena
  • Una dosis (30 gramos) de proteína en polvo del sabor que más te guste
  • 30 ml de leche desnatada
  • Edulcorante natural
  • 1 sobre de levadura
  • Opcionalmente podemos añadir nuez moscada
  • Opcionalmente podemos añadir canela
  • Opcionalmente podemos añadir ralladura de limón
  • Opcionalmente podemos añadir ralladura de naranja
  • Opcionalmente podemos añadir pasas

Instrucciones de la receta: Precalentamos el horno a 190º, mientras pasamos a preparar los ingredientes. En un bol amplio vertemos las claras de los huevos, y el huevo entero. Batimos todo hasta mezclarlo correctamente. El hecho de usar un huevo entero con su yema incluida es porque de ese modo conseguimos un mejor color en el bizcocho resultante. Vamos añadiendo harina tamizada y copos de avena, enteros o triturados, a nuestro gusto. Incorporamos poco a poco la leche desnatada mientras removemos, hasta lograr una mezcla homogénea. Continuamos con la levadura, y el edulcorante natural a nuestro gusto. Seguimos con la proteína en polvo, con la dosis controlada y el sabor de nuestra preferencia. Vamos a los ingredientes sólidos o saborizantes, como la nuez moscada, canela, pasas, y ralladuras de nuestra preferencia, y/o ingredientes de nuestro gusto, con cuidado de evitar calorías innecesarias. Ya con la masa mezclada, lo ponemos a hornear a la misma temperatura a la que precalentamos, durante unos 30 minutos aproximados, dependiendo del tamaño. Podemos hacer la prueba del palillo para evitar que nos quede crudo por dentro. A pesar de que pierda sabor, ya que al comerlo caliente tendremos un plus de sabor, recomendamos dejarlo templar a temperatura ambiente, y después refrigerarlo durante un día, para que la textura quede perfecta.

Puntuación del editor:
5