Cómo preparar leche de almendras casera

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en reddit
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
como hacer leche de almendras casera, Cómo Preparar Leche de Almendras Casera

La leche de almendras es una de las más consumidas en los últimos años. Se ha posicionado como una de las mejores alternativas a la leche de origen animal, debido a que no tiene lactosa y es baja en calorías. Ideal para las personas que quieren bajar de peso de manera saludable. Hoy veremos lo sencillo que es preparar leche de almendras casera, ideal para nuestros desayunos fitness.

Ingredientes de la Leche de Almendras Casera

Preparación

  1. En un recipiente hondo añadimos las almendras y suficiente agua. Ten en cuenta que las almendras se van a hinchar, por lo que debe tener suficiente espacio el vaso.
  2. Dejamos remojar durante toda la noche.
  3. Después, al siguiente día, enjuagamos muy bien las almendras, escurrimos, y luego ponemos en la licuadora.
  4. Añadimos dos tazas de agua y comenzamos a licuar hasta que quede todo completamente integrado.
  5. Con la ayuda de un colador, filtramos el resultado. Eliminamos todo el resto de almendras que quede.
  6. Podemos añadir también canela en polvo o una varita. Además, y lo recomendamos profundamente, se puede añadir unas gotitas de vainilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resumen

Leche de almendras casera

✅ Hoy veremos lo sencillo que es preparar LECHE DE ALMENDRAS CASERA, ideal para nuestros desayunos fitness y bajar de peso gracias a sus bajas calorías ✅

Tipo: Desayuno

Cocina: Fitness

Palabras claves: Leche de Almendras Casera

Rendimiento de la receta: 4 Raciones

Calorías: 47

Tiempo de preparación: PT8H

Tiempo de cocinado: PT5M

Tiempo total: PT8H5M

Ingredientes de la receta:

  • Una taza de almendras
  • 3 tazas de agua
  • Una ramita de canela
  • Una cucharadita de esencia de vainilla

Instrucciones de la receta: En un recipiente hondo añadimos las almendras y suficiente agua. Ten en cuenta que las almendras se van a hinchar, por lo que debe tener suficiente espacio el vaso. Dejamos remojar durante toda la noche. Después, al siguiente día, enjuagamos muy bien las almendras, escurrimos, y luego ponemos en la licuadora. Añadimos dos tazas de agua y comenzamos a licuar hasta que quede todo completamente integrado. Con la ayuda de un colador, filtramos el resultado. Eliminamos todo el resto de almendras que quede. Podemos añadir también canela en polvo o una varita. Además, y lo recomendamos profundamente, se puede añadir unas gotitas de vainilla.

Puntuación del editor:
5