Espinacas al Ajillo

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
Espinacas al ajillo

Una de las formas más sencillas y ricas en que podemos preparas las espinacas es al ajillo. No necesitamos muchos ingredientes (todos ellos muy económicos). Una vez que termines, te darás cuenta que se trata de una receta sin ningún misterio, y con un resultado que te encantará.

Ingredientes de las Espinacas al Ajillo

  • 2 dientes de ajo sin cáscara
  • ¼ de kilo de espinaca
  • 1 cucharadita de mantequilla (podemos usar aceite de oliva para la versión vegana)
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Picamos finamente los ajos. Lavamos correctamente las espinacas para eliminar impurezas, y las picamos en trozos medianos/grandes, o simplemente al gusto.
  2. Derretimos la mantequilla en una sartén, y cuando esté a temperatura media, añadimos los ajos hasta que se doren, sin que se quemen. Recomendamos remover para evitar que la mantequilla se queme y que nada se pegue.
  3. Pasados 2-3 minutos, añadimos las espinacas y removemos para que se impregne adecuadamente. Dejamos pasar unos minutos al calor para que las espinacas reduzcan. Añadimos sal al gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Espinacas al Ajillo

Aunque el coco no sea del agrado de todos, se innegable que posee unas propiedades excelentes. Y para los amantes de esta fruta, el Bizcocho de Coco es perfecto. Sencillo, ligero, y agradable al paladar.

Tipo: Espinacas al Ajillo sin azúcar

Cocina: Espinacas al Ajillo Fitness sin grasa

Palabras claves: Espinacas al Ajillo fitness

Rendimiento de la receta: 6 Raciones

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT10M

Tiempo total: PT25M

Ingredientes de la receta:

  • 2 dientes de ajo sin cáscara
  • 1 cucharadita de mantequilla (podemos usar aceite de oliva para la versión vegana)
  • Una pizca de sal
  • ¼ de kilo de espinaca

Instrucciones de la receta: Picamos finamente los ajos. Lavamos correctamente las espinacas para eliminar impurezas, y las picamos en trozos medianos/grandes, o simplemente al gusto. Derretimos la mantequilla en una sartén, y cuando esté a temperatura media, añadimos los ajos hasta que se doren, sin que se quemen. Recomendamos remover para evitar que la mantequilla se queme y que nada se pegue. Pasados 2-3 minutos, añadimos las espinacas y removemos para que se impregne adecuadamente. Dejamos pasar unos minutos al calor para que las espinacas reduzcan. Añadimos sal al gusto.

Puntuación del editor:
5