Mayonesa Fitness

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
mayonesa fitness sin aceite

Muchos son amantes de la mayonesa, el problema con este alimento es que es altamente calórico. Tiene muchas grasas y si hablamos de mayonesas comerciales podemos llegar fácilmente a la conclusión de que son una opción poco recomendable por los elementos artificiales y poco saludables que nos encontramos en estas.

Es posible que hayas pensado en preparar tú la mayonesa de forma casera. Aunque es una forma más saludable respecto a las opciones comerciales, seguimos teniendo el principal problema, que es preparar una mayonesa sin aceite. 

Pues bien, aquí tenemos una receta a través de la cual aprenderemos a preparar una mayonesa fitness fácil, casera, rápidamente y además sin aceite con la cual podremos ponerles alegría a nuestros platos y mejorar mucho su sabor.

Ingredientes de la Mayonesa Fitness

  • 3 huevos grandes
  • 300 gramos de queso fresco 0%
  • 1 limón mediano
  • Un chorrito de vinagre de manzana
  • Sal
  • Opcionalmente podemos añadir proteína sin sabor

En ser una salsa elaborada tradicionalmente con grasas, tenemos el problema de cómo hacer mayonesa sin aceite y conseguir un sabor similar al de la mayonesa normal y que además tenga buen sabor.

Preparación

  1. Para comenzar con la mayonesa fitness, rellenamos una cacerola mediana de agua y la ponemos a fuego mediano.
  2. Cuando arranque a hervir el agua colocamos los tres huevos con cuidado y los dejamos cociéndose durante unos quince minutos.
  3. Una vez transcurrido ese tiempo desechamos el agua y enfriamos con agua fría los huevos. Después de esto con cuidado por si sigue quemando les quitaremos la cáscara.
  4. Cortamos el limón en dos mitades y con ayuda de un exprimidor retiramos todo el zumo de limón que tengan las dos mitades. Si vemos que hay pulpa en el zumo podemos usar un colador para retirar las impurezas.
  5. Si el queso fresco viene en trozos grandes primero de todo lo cortaremos en dados para que sea más fácil triturar todo. Luego añadimos todos los ingredientes en un recipiente y con la ayuda de una batidora de mano comenzamos a batir hasta dejar todo bien triturado y homogéneo.
  6. Ya podemos servir la mayonesa fitness o la podemos conservar en un recipiente bien cerrado (preferiblemente hermético) en la nevera.

La salsa de mayonesa fit que vamos a preparar es perfecta para cuando queremos elaborar comidas a base de mayonesa (como ensaladillas, tortillas o ensaladas) o simplemente queremos acompañar otros platos como carnes.

Un buen punto para seguir esta receta de mayonesa fitness en vez de otras es el hecho que se elabora a partir de huevo cocido en vez de huevos sin cocinar: de este modo podemos conservarla mejor en el frigorífico, al contrario que con mayonesas elaboradas a partir de huevo crudo y no nos tenemos que preocupar de que se nos corte como ocurre con la mayonesa tradicional.

Con esta podrás disfrutar de este exquisito alimento sin preocuparte por el exceso de grasa de la forma original. Además de eso esta versión de mayonesa tiene un alto contenido proteico, muy beneficioso para personas deportivas. Si además de eso nos decantamos por añadir proteína sin sabor el contenido de proteína será todavía más alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Mayonesa Fitness

Aquí tenemos una receta a través de la cual aprenderemos a preparar una ✅ mayonesa fitness ✅ fácil, casera, rápidamente y además sin aceite

Tipo: Receta Mayonesa Fit

Cocina: Mayonesa Sin Aceite

Palabras claves: Receta Mayonesa sin Grasa

Rendimiento de la receta: 2 Raciones

Tiempo de preparación: PT20M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT40M

Ingredientes de la receta:

  • 3 huevos grandes
  • 300 gramos de queso fresco 0%
  • 1 limón mediano
  • Un chorrito de vinagre de manzana
  • Sal
  • Opcionalmente podemos añadir proteína sin sabor

Instrucciones de la receta: Rellenamos una cacerola mediana de agua y la ponemos a fuego mediano. Cuando arranque a hervir el agua colocamos los tres huevos con cuidado y los dejamos cociéndose durante unos quince minutos. Una vez transcurrido ese tiempo desechamos el agua y enfriamos con agua fría los huevos. Después de esto con cuidado por si sigue quemando les quitaremos la cáscara. Cortamos el limón en dos mitades y con ayuda de un exprimidor retiramos todo el zumo de limón que tengan las dos mitades. Si vemos que hay pulpa en el zumo podemos usar un colador para retirar las impurezas. Si el queso fresco viene en trozos grandes primero de todo lo cortaremos en dados para que sea más fácil triturar todo. Luego añadimos todos los ingredientes en un recipiente y con la ayuda de una batidora de mano comenzamos a batir hasta dejar todo bien triturado y homogéneo. Ya podemos servir la mayonesa o la podemos conservar en un recipiente bien cerrado (preferiblemente hermético) en la nevera.

Puntuación del editor:
5