Salsa de Yogurt Casera

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en reddit
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp

La salsa de yogurt casera es un acompañante que sirve para casi todo, dando un toque único de frescor a carnes, ensaladas o preparaciones que incorporan verduras.

Se trata de una salsa ideal para dar un toque especial a platos que pueden resultar un tanto aburridos; incluso, puedes experimentar por tu cuenta y añadirla a tus recetas favoritas, ya sea que lleven carne o no.

Ingredientes de la Salsa de Yogurt Casera

Los ingredientes se duplicarán por cada medio de litro de yogurt usado (cantidad de salsa por la mitad, aproximadamente)

  • 1 diente de ajo
  • ¼ de litro de yogur griego
  • Zumo de 1 limón
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. Vertemos el yogurt griego en un bol (o cualquier recipiente hondo). Rallamos por encima el diente de ajo para darle un toque de sabor especial. Mejor rallarlo al momento que usar en polvo, como recomendación.
  2. Añadimos a la mezcla el zumo de limón, la sal, y la pimienta. Mezclamos adecuadamente y reservamos. Puede durar perfectamente varios días refrigerada. Si queremos darle una consistencia menos espesa, es recomendable usar una batidora antes de servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resumen

Salsa de Yogurt Casera

La salsa de yogurt casera es un acompañante que sirve para casi todo, dando un toque único de frescor a carnes, ensaladas o preparaciones que incorporan verduras.

Tipo: Salsa de Yogurt Fitness

Cocina: Salsa de Yogurt Ligera

Palabras claves: Receta de Salsa de Yogurt Casera

Rendimiento de la receta: 4 Raciones

Tiempo de preparación: PT5M

Tiempo de cocinado: PT5M

Tiempo total: PT10M

Ingredientes de la receta:

  • 1 diente de ajo
  • ¼ de litro de yogur griego
  • Zumo de 1 limón
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones de la receta: Vertemos el yogurt griego en un bol (o cualquier recipiente hondo). Rallamos por encima el diente de ajo para darle un toque de sabor especial. Mejor rallarlo al momento que usar en polvo, como recomendación. Añadimos a la mezcla el zumo de limón, la sal, y la pimienta. Mezclamos adecuadamente y reservamos. Puede durar perfectamente varios días refrigerada. Si queremos darle una consistencia menos espesa, es recomendable usar una batidora antes de servir.

Puntuación del editor:
5