Ensalada de Garbanzos

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
ensalada de garbanzos

Las legumbres son imprescindibles en cualquier dieta sana y equilibrada. En España se usan mucho en la cocina y podemos destacar especialmente los garbanzos. Este tipo de legumbres forman parte de platos muy habituales (como cocidos). Sus propiedades aportan muchos beneficios al cuerpo humano, por lo que es un alimento que se debe tener más en consideración. Por ese motivo hemos pensado en una receta deliciosa, una receta de garbanzos.

Esta receta de garbanzos es una excelente opción para comer legumbres de forma sana. De esta forma no dejarás de comer legumbres porque no te gusten y podras consumirlas cuando el calor se haga intenso en los días de verano.

Ingredientes de la Ensalada de Garbanzos

  • Una cebolleta grande
  • Un pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Unos 400 gramos de garbanzos cocidos (un bote)
  • Un tomate grande o un paquete de tomates cherry
  • 2 latas de atún al natural
  • Media lata de aceitunas negras
  • Un huevo cocido
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 70 ml de vinagre de vino
  • Sal y pimienta molida al gusto de cada uno

Preparación

  1. La vinagreta básica se elabora mezclando una parte de vinagre con tres partes de aceite. Para la preparación usaremos un frasco con tapa. Comprueba que la tapa esté cerrada para que no se derrame ningún líquido cuando se agiten los ingredientes. Primero, mezclamos el vinagre con sal y pimienta. Lo sacudimos muy bien (asegúrate de que el frasco está bien cerrado).
  2. Cuando estén disueltos añadimos tres partes de aceite de oliva virgen extra. Una vez más, lo agitamos para que los sabores se mezclen perfectamente.
  3. Hervimos el huevo, para ello lo metemos en una olla o cacerola, lo cubrimos con agua fría y lo dejamos hervir durante unos diez minutos aproximadamente.
  4. Los huevos no se deben cocer en exceso porque se forma un halo verde oscuro alrededor de la yema, lo cual es molesto a la vista. Las indicaciones que os damos deben permitir que os quede el huevo perfecto. Deja que se enfríe el huevo.
  5. Corta la cebolleta en cubos pequeños y ponla en la olla. Removemos todo correctamente.
  6. Cortamos el huevo duro en cubos pequeños y lo metemos en el bote. Removemos de nuevo y guardamos.
  7. Con esto ya tendríamos la vinagreta lista. Ahora preparemos la ensalada en sí. Buscamos una fuente o ensaladera que pueda contener todos los ingredientes y la dejamos a nuestra disposición para cuando vayan estando listos los ingredientes para añadir a la ensalada.
  8. Usamos tomates de raf para la ensalada o tomates cherrys. En cuanto a los garbanzos si no queremos complicarnos la vida podemos optar por usar un bote de garbanzos del supermercado. Los pasamos por agua y los escurrimos. De esta forma tenemos los garbanzos listos para añadir a nuestra ensalada de garbanzos. No obstante, si queremos también podemos optar por hervir nosotros mismos los garbanzos. En caso de esto podemos asegurar que nuestra ensalada será mucho más sana.
  9. Laminamos las aceitunas y luego las mezclamos con otros ingredientes. Cortamos los tomates por la mitad. Si usas tomates normales, córtalos en cubos pequeños. Mezclamos todos los demás ingredientes todos juntos.
  10. Desmenuzamos el atún con un tenedor y añadimos el atún picado. Usamos dos cucharas para mezclar todo bien.
  11. Finalmente podemos aliñar todo con la vinagreta que hemos preparado antes. Debemos asegurarnos de mezclar todo muy bien. Podemos ayudarnos de dos cucharas
  12. Llegados a este punto de la receta podemos servir todo a nuestros comensales o podemos reservar en el frigorífico para consumir más tarde. En caso de reservar todo en el frigorífico debemos ir con cuidado de que no pase mucho tiempo dentro. Como mucho si queremos conservar todo su sabor deberíamos conservarlo durante algunas horas.

Esta ensalada es un sustituto ideal de comida rápida y saludable, puedes llevarlo fácilmente en un tupper para trabajar. La ensalada de garbanzos es muy versátil porque se pueden usar una variedad de verduras muy grande y conseguir gran variedad de sabores. Esto dependerá en gran medida del gusto y la preferencia de cada persona por agregar o eliminar ingredientes. Pero en principio la única limitación de las ensaladas de garbanzos son tu imaginación.

Esta receta de ensalada de garbanzos se puede mejorar usando pescados como el bacalao, pero no es necesario tampoco. Como veréis es una receta muy sana, fácil y rápida de hacer. Tan solo vas a perder unos minutos en hacerla. La mayor parte del tiempo se te irá en preparar la vinagreta, elemento indispensable en la ensalada. Es importante preparar una buena vinagreta, ya que si no das con la combinación perfecta y harmoniosa de ingredientes te quedará una ensalada muy mala. Pero no te preocupes si sigues nuestros pasos eso no te ocurrirá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Ensalada de Garbanzos

No recomendamos las Albóndigas de Patata para cenas, pero sí como comidas si por la tarde realizamos entrenos.

Tipo: Ensalada de Garbanzos Fitness

Cocina: Ensalada de Garbanzos fit

Palabras claves: Receta de Ensalada de Garbanzs ligera

Rendimiento de la receta: 3 Raciones

Tiempo de preparación: PT30M

Tiempo de cocinado: PT10M

Tiempo total: PT40M

Ingredientes de la receta:

  • Una cebolleta grande
  • Un pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Unos 400 gramos de garbanzos cocidos (un bote)
  • Un tomate grande o un paquete de tomates cherry
  • 2 latas de atún al natural
  • Media lata de aceitunas negras
  • Un huevo cocido
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 70 ml de vinagre de vino
  • Sal y pimienta molida al gusto de cada uno

Instrucciones de la receta: La vinagreta básica se elabora mezclando una parte de vinagre con tres partes de aceite. Para la preparación usaremos un frasco con tapa. Comprueba que la tapa esté cerrada para que no se derrame ningún líquido cuando se agiten los ingredientes. Primero, mezclamos el vinagre con sal y pimienta. Lo sacudimos muy bien (asegúrate de que el frasco está bien cerrado). Cuando estén disueltos añadimos tres partes de aceite de oliva virgen extra. Una vez más, lo agitamos para que los sabores se mezclen perfectamente. Hervimos el huevo, para ello lo metemos en una olla o cacerola, lo cubrimos con agua fría y lo dejamos hervir durante unos diez minutos aproximadamente. Los huevos no se deben cocer en exceso porque se forma un halo verde oscuro alrededor de la yema, lo cual es molesto a la vista. Las indicaciones que os damos deben permitir que os quede el huevo perfecto. Deja que se enfríe el huevo. Corta la cebolleta en cubos pequeños y ponla en la olla. Removemos todo correctamente. Cortamos el huevo duro en cubos pequeños y lo metemos en el bote. Removemos de nuevo y guardamos. Con esto ya tendríamos la vinagreta lista. Ahora preparemos la ensalada en sí. Buscamos una fuente o ensaladera que pueda contener todos los ingredientes y la dejamos a nuestra disposición para cuando vayan estando listos los ingredientes para añadir a la ensalada. Usamos tomates de raf para la ensalada o tomates cherrys. En cuanto a los garbanzos si no queremos complicarnos la vida podemos optar por usar un bote de garbanzos del supermercado. Los pasamos por agua y los escurrimos. De esta forma tenemos los garbanzos listos para añadir a nuestra ensalada de garbanzos. No obstante, si queremos también podemos optar por hervir nosotros mismos los garbanzos. En caso de esto podemos asegurar que nuestra ensalada será mucho más sana. Laminamos las aceitunas y luego las mezclamos con otros ingredientes. Cortamos los tomates por la mitad. Si usas tomates normales, córtalos en cubos pequeños. Mezclamos todos los demás ingredientes todos juntos. Desmenuzamos el atún con un tenedor y añadimos el atún picado. Usamos dos cucharas para mezclar todo bien. Finalmente podemos aliñar todo con la vinagreta que hemos preparado antes. Debemos asegurarnos de mezclar todo muy bien. Podemos ayudarnos de dos cucharas Llegados a este punto de la receta podemos servir todo a nuestros comensales o podemos reservar en el frigorífico para consumir más tarde. En caso de reservar todo en el frigorífico debemos ir con cuidado de que no pase mucho tiempo dentro. Como mucho si queremos conservar todo su sabor deberíamos conservarlo durante algunas horas.

Puntuación del editor:
5