Lasaña de Centollo

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
lasaña de centollo
Contenidos

Antaño, el marisco se guardaba para ser consumido en ocasiones especiales o muy específicas, siendo especialmente característico de las cenas de Navidad o Nochevieja. Pero con el paso de los años, es cada vez más común comprarlo y consumirlo durante todas las épocas del año y para cualquier ocasión. 

Actualmente existe multitud de recetas, de todos los precios, gustos e ingredientes, adaptables a las preferencias del consumidor. Desde arroces hasta salpicones, el marisco es tan versátil que se puede elaborar de mil maneras posibles. Una receta deliciosa y muy original es la lasaña de centollo. Es ideal para comidas más especiales como cumpleaños, aniversarios o cualquier otra celebración. 

El marisco gallego es un referente de nuestra gastronomía y una muestra de la calidad de especímenes de las costas del territorio español. Para muchos, el marisco proveniente de las costas gallegas es el mejor marisco del mundo. 

Ingredientes de la Lasaña de Centollo

  • 1 centollo de 1kg. Es aconsejable que sea hembra ya que son más jugosas y tienen más carne. 
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • 60 gr de salsa de tomate, puede ser casera o ya preparada. 
  • Sal gruesa
  • 1 hoja de laurel

¿Cómo comprar marisco gallego sin vivir en Galicia?

Muy fácil. En la actualidad existe varias empresas encargadas de vender marisco gallego a domicilio sin intermediarios. Sin duda, una forma fácil y rápida de traer a nuestra mesa el delicioso y venerado marisco de Galicia.

Preparación

  1. Ponemos el centollo en una olla y lo llenamos de agua, la justa para que lo cubra. Echamos la sal, un puñado por kg. Esperamos que rompa a hervir y a partir de entonces lo dejamos cocer durante 10 minutos aproximadamente. Será muy importante que vayamos retirando la espuma de la superficie. 
  2. Pasados los 10 minutos, lo escurrimos y metemos el centollo en un recipiente con agua, hielo y un poco de sal, para que se enfríe. Cuando esté frío, quitamos toda la carne, con cuidado de no dejar ningún trozo duro de la cáscara. 
  3. Pelamos y lavamos con abundante agua el puerro, la cebolla y la zanahoria. Picamos los tres ingredientes. 
  4. En una sartén con un chorrito de aceite, pochamos la cebolla ya picada. Cuando esté dorada, incorporamos el puerro y la zanahoria. 
  5. Una vez esté todo pochado y blandito, añadimos la salsa de tomate y la hojita de laurel. Cocinamos todo durante varios minutos a fuego medio, para que la salsa coja el sabor de los ingredientes. Pasados unos minutos, echamos la carne del centollo, mezclamos todo,  y dejamos que se cocine a fuego muy bajo durante 2 ó 3 minutos. 
  6. Mientras dejamos reposar nuestra salsa con la carne del centollo, cocemos las placas de la lasaña hasta que nos queden “al dente”. Cuando estén listas, las escurrimos y las pasamos por un bol con agua y hielo para enfriarlas. Las secamos con ayuda de un paño de cocina. 
  7. Montamos la lasaña en un recipiente para horno. Vamos alternando las placas con el relleno. La primera y última capa debe de ser de placa de pasta. 
  8. Cocinamos nuestra lasaña en el horno durante 40 minutos aproximadamente. Dejamos que se enfríe y la podemos decorar con hojas de rúcula o dejarla tal cual. 

La clave de toda receta: usar ingredientes de calidad, como el marisco gallego.

Su sabor es tan delicioso que parece que estamos comiendo el mar directamente, y su aspecto es tan fresco que las lonjas de Galicia son las más valoradas del país. 

Pero … ¿A qué debe su fama el marisco gallego? Bien, la calidad del marisco de esta zona de España se debe a un fenómeno costero llamado “Floramiento”. Este fenómeno ocurre en las zonas de la costa oeste de los continentes a causa de la rotación terrestre y a los vientos dominantes. En Galicia se produce por el viento del nordeste, siendo más intenso durante los meses de verano. El floramiento lo que provoca es que el agua superficial sea arrastrada hacia dentro y sustituida por agua oceánica más profunda, la cual es rica en oxígeno y fertilizante, lo que provoca una elevada producción de mariscos como mejillones, almejas o berberechos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lasaña de Centollo

Actualmente existe multitud de recetas, de todos los precios, gustos e ingredientes, adaptables a las preferencias del consumidor. Desde arroces hasta salpicones, el marisco es tan versátil que se puede elaborar de mil maneras posibles. Una receta deliciosa y muy original es la lasaña de centollo. Es ideal para comidas más especiales como cumpleaños, aniversarios o cualquier otra celebración. 

Tipo: Lasaña de Centollo Fitness

Cocina: Lasaña de Marisco Ligera

Palabras claves: Receta de Lasaña de Centollo

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • Sal gruesa
  • 1 centollo de 1kg. Es aconsejable que sea hembra ya que son más jugosas y tienen más carne
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • 60 gr de salsa de tomate, puede ser casera o ya preparada
  • 1 hoja de laurel

Instrucciones de la receta: Ponemos el centollo en una olla y lo llenamos de agua, la justa para que lo cubra. Echamos la sal, un puñado por kg. Esperamos que rompa a hervir y a partir de entonces lo dejamos cocer durante 10 minutos aproximadamente. Será muy importante que vayamos retirando la espuma de la superficie. Pasados los 10 minutos, lo escurrimos y metemos el centollo en un recipiente con agua, hielo y un poco de sal, para que se enfríe. Cuando esté frío, quitamos toda la carne, con cuidado de no dejar ningún trozo duro de la cáscara. Pelamos y lavamos con abundante agua el puerro, la cebolla y la zanahoria. Picamos los tres ingredientes. En una sartén con un chorrito de aceite, pochamos la cebolla ya picada. Cuando esté dorada, incorporamos el puerro y la zanahoria. Una vez esté todo pochado y blandito, añadimos la salsa de tomate y la hojita de laurel. Cocinamos todo durante varios minutos a fuego medio, para que la salsa coja el sabor de los ingredientes. Pasados unos minutos, echamos la carne del centollo, mezclamos todo, y dejamos que se cocine a fuego muy bajo durante 2 ó 3 minutos. Mientras dejamos reposar nuestra salsa con la carne del centollo, cocemos las placas de la lasaña hasta que nos queden “al dente”. Cuando estén listas, las escurrimos y las pasamos por un bol con agua y hielo para enfriarlas. Las secamos con ayuda de un paño de cocina. Montamos la lasaña en un recipiente para horno. Vamos alternando las placas con el relleno. La primera y última capa debe de ser de placa de pasta. Cocinamos nuestra lasaña en el horno durante 40 minutos aproximadamente. Dejamos que se enfríe y la podemos decorar con hojas de rúcula o dejarla tal cual.

Puntuación del editor:
5