Pan de Avena casero

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
pan de avena
Contenidos

El Pan de Avena es de las versiones más ligeras posibles de disfrutar de este alimento. En otras ocasiones hablamos de las posibilidades de comer pan dentro de determinadas dietas, pero la gran mayoría coinciden en que el Pan de Avena se puede incluir, siempre y cuando no sea en exceso.

Hoy aportaremos la forma más sencilla y rápida de prepararlo de forma casera porciones de este tipo de pan, gracias a las amasadoras para ayudarnos en la tarea.

Ingredientes del Pan de Avena Casero

  • 375 gr. de harina panificable o harina de fuerza. Debe contener entre 10 y 11 gr. de proteína
  • 125 gr. de harina integral
  • 90 gr. de copos de avena
  • 310 ml. de agua
  • 55 ml. de leche desnatada o bebida vegetal de nuestra preferencia
  • 35 gr. de miel
  • 35 gr. de aceite vegetal, margarina o mantequilla
  • 10 gr. de sal fina
  • 3 gr. de levadura fresca

Recordad que usaremos amasadoras de pan para facilitar el proceso.

Preparación

  1. Vertemos los copos de avena en el bol de nuestra amasadora junto con el agua y dejamos que repose durante, al menos, 30 minutos. Mientras nuestra avena se hidrata, sacamos la mantequilla de la nevera, en caso de que nos decidamos por esta opción, y la dejamos a temperatura ambiente para que no esté tan dura. 
  2. Cuando la avena esté blandita, incorporamos la leche, la levadura, la mantequilla, aceite o margarina, la miel, la harina panificable, la harina integral y la sal.
  3. Encendemos la amasadora y dejamos que amase todos nuestros ingredientes durante al menos 3 minutos a la velocidad más baja posible. Tras este tiempo, aumentamos un punto más la velocidad y volvemos a amasarlo durante 5 minutos aproximadamente. 
  4. Una vez tengamos una mezcla homogénea, formamos una bola y dejamos que repose, tapándola con papel film o un trapo de cocina, en el mismo bol de la amasadora durante mínimo 2 horas a temperatura ambiente. También se puede dejar reposar en la nevera, cubriéndola con film. La ventaja es que se puede conservar así más de 12 horas, pudiendo hornearla cuando deseemos. 
  5. Pasado el tiempo necesario para que la masa fermente, la destapamos y le damos la forma del molde que hayamos elegido. Es importante cubrir dicho molde con papel vegetal para evitar que el pan se pegue.
  6. Se puede espolvorear unos copos de avena encima como decoración. Volvemos a cubrir el molde y de nuevo dejamos que el pan repose y la masa suba durante hora y media más o menos. 
  7. Precalentamos el horno a 250ºC y, ya fermentado, horneamos nuestro pan colocándolo en una bandeja con agua y situada en el nivel más bajo del horno. Cocinamos 15 minutos antes de bajar la temperatura a 220ºC y sacar el molde del agua. Volvemos a hornear otros 20 minutos.
  8. En total nuestro pan debe cocinarse durante más de media hora. Desmoldamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de cortar y disfrutar de nuestro pan de avena casero. 

El pan de avena, junto con el centeno, está viendo su popularidad crecer durante los últimos años debido a que está elaborado con uno de los cereales más nutritivos y completos del mercado. 

Consumir este tipo de pan, en lugar del de trigo de toda la vida, nos proporciona gran cantidad de beneficios para nuestro organismo, tales como: 

Más energía: La avena es rica en vitamina B, por lo que consumirlo de manera habitual hará que disfrutemos de más energía y, por ende, de un mejor estado de ánimo.

Reduce los niveles de colesterol: El pan de avena es uno de los alimentos recomendados para personas que padecen de niveles altos de colesterol.

Proporciona hierro y calcio, entre todos nutrientes: Este alimento es ideal para proporcionar a nuestro cuerpo un extra de proteínas y minerales.

Mejora la digestión: Al ser rico en fibra, el pan de avena ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y a mejorar la digestión tras comidas copiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pan de Avena casero

El Pan de Avena es de las versiones más ligeras posibles de disfrutar de este alimento. En otras ocasiones hablamos de las posibilidades de comer pan dentro de determinadas dietas, pero la gran mayoría coinciden en que el Pan de Avena se puede incluir, siempre y cuando no sea en exceso.

Tipo: Pan de Avena casero Ligera

Cocina: Pan de Avena casero Sin Azúcar

Palabras claves: Receta de Pan de Avena casero Fitness

Rendimiento de la receta: 4

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT35M

Tiempo total: PT45M

Ingredientes de la receta:

  • 125 gr. de harina integral
  • 10 gr. de sal fina
  • 375 gr. de harina panificable o harina de fuerza. Debe contener entre 10 y 11 gr. de proteína
  • 90 gr. de copos de avena
  • 310 ml. de agua
  • 55 ml. de leche desnatada o bebida vegetal de nuestra preferencia
  • 35 gr. de miel
  • 35 gr. de aceite vegetal, margarina o mantequilla
  • 3 gr. de levadura fresca

Instrucciones de la receta: Vertemos los copos de avena en el bol de nuestra amasadora junto con el agua y dejamos que repose durante, al menos, 30 minutos. Mientras nuestra avena se hidrata, sacamos la mantequilla de la nevera, en caso de que nos decidamos por esta opción, y la dejamos a temperatura ambiente para que no esté tan dura. Cuando la avena esté blandita, incorporamos la leche, la levadura, la mantequilla, aceite o margarina, la miel, la harina panificable, la harina integral y la sal. Encendemos la amasadora y dejamos que amase todos nuestros ingredientes durante al menos 3 minutos a la velocidad más baja posible. Tras este tiempo, aumentamos un punto más la velocidad y volvemos a amasarlo durante 5 minutos aproximadamente. Una vez tengamos una mezcla homogénea, formamos una bola y dejamos que repose, tapándola con papel film o un trapo de cocina, en el mismo bol de la amasadora durante mínimo 2 horas a temperatura ambiente. También se puede dejar reposar en la nevera, cubriéndola con film. La ventaja es que se puede conservar así más de 12 horas, pudiendo hornearla cuando deseemos. Pasado el tiempo necesario para que la masa fermente, la destapamos y le damos la forma del molde que hayamos elegido. Es importante cubrir dicho molde con papel vegetal para evitar que el pan se pegue. Se puede espolvorear unos copos de avena encima como decoración. Volvemos a cubrir el molde y de nuevo dejamos que el pan repose y la masa suba durante hora y media más o menos. Precalentamos el horno a 250ºC y, ya fermentado, horneamos nuestro pan colocándolo en una bandeja con agua y situada en el nivel más bajo del horno. Cocinamos 15 minutos antes de bajar la temperatura a 220ºC y sacar el molde del agua. Volvemos a hornear otros 20 minutos. En total nuestro pan debe cocinarse durante más de media hora. Desmoldamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de cortar y disfrutar de nuestro pan de avena casero.

Puntuación del editor:
5