Salsa Rosa Light

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
salsa rosa fitness

La salsa rosa es una salsa cremosa y ligeramente dulce. Se sirve con alimentos como los langostinos fríos, o cualquier otro tipo de marisco como plato principal. Además de en ensaladas que si se sirven muy frescas nos dejarán con un agradable gusto en el paladar.

Elaborar una salsa rosa es fácil y elaborar una salsa rosa light como la que vamos a preparar con esta receta, como verás, es todavía más fácil. Esta receta de salsa rosa tiene el mismo sabor que la receta tradicional, pero con muchas menos calorías, menos grasas y sin azúcares añadidos. Eso es así ya que evitamos el uso de mayonesa y kétchup para elaborar la receta.

Ingredientes de la Salsa Rosa Fitness

  • 1 huevo
  • 100 gramos de queso fresco blanco 0%
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 cucharadas de zumo de naranja natural
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de vinagre de manzan
  • Sal al gusto de cada uno

Un punto muy a favor de esta receta es su elevado aporte proteico, su bajo contenido de hidratos de carbono y que es sin gluten. Convirtiendo esta receta en una alternativa saludable e increíblemente buena para deportistas o celíacos. No tiene nada que envidiar esta versión a la versión original.

La salsa rosa se conoce también bajo el nombre de salsa cóctel o cocktail, salsa rosada o salsa golf. Es similar a salsas americanas como la thousand island dressing o la russian dressing, pero sin llegar a añadirles verduras picadas.

Preparación

  1. Preparamos una cacerola pequeña con agua y la ponemos a fuego medio alto. Cuando el agua esté hirviendo podemos colocar un huevo y lo dejamos cocer durante unos ocho o diez minutos aproximadamente. Lo enfriamos con agua abundante y le quitamos la cáscara. Si en quitar la cáscara vemos que le queda al huevo una pequeña tela o piel se la quitamos con cuidado de no romper el huevo.
  2. Troceamos el queso fresco y el huevo un poco y los juntamos con el resto de los ingredientes en un recipiente para poder batirlos.
  3. Con la ayuda de una batidora de mano trituramos con mucha paciencia todos los ingredientes hasta que quede una masa uniforme, sin grumos y homogénea.
  4. Probamos la salsa y ajustamos el nivel de sal si fuese necesario.
  5. Ya está lista para servirse, si lo queremos conservar debemos hacerlo en un recipiente hermético y debemos guardarlo en una zona muy fresca del frigorífico.

Elaboraremos esta receta de salsa rosa light con ingredientes sanos y naturales, cosa que nos permite incorporarlo en nuestra alimentación de una forma muy fácil, pudiendo disfrutar de ella sin tener que preocuparnos por nada. Podemos aliñar con esta increíble salsa numerosos platos y aperitivos sin elevar el valor energético de estos mismos, convirtiendo este manjar en el aderezo perfecto para ensaladas, cócteles de gambas, pescados, mariscos, canapés, sándwiches, huevos rellenos y muchos más platos.

Algunas recetas de salsa rosa contienen brandy, pero en este caso no contiene nada de alcohol, lo que la hace apta para aquellas personas que no quieran consumir alcohol bajo ningún concepto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Salta Rosa Light

✅ Salsa Rosa ✅ es una salsa cremosa y ligeramente dulce. Se sirve con alimentos como los langostinos fríos, o cualquier otro tipo de marisco como principal

Tipo: Salsa Rosa sin azúcar

Cocina: Salsa Rosa Ligera

Palabras claves: Receta Salsa Rosa Light

Rendimiento de la receta: 2 Raciones

Tiempo de preparación: PT5M

Tiempo de cocinado: PT5M

Tiempo total: PT10M

Ingredientes de la receta:

  • 1 huevo
  • 100 gramos de queso fresco blanco 0%
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 cucharadas de zumo de naranja natural
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de vinagre de manzan
  • Sal al gusto de cada uno

Instrucciones de la receta: Preparamos una cacerola pequeña con agua y la ponemos a fuego medio alto. Cuando el agua este hirviendo podemos colocar un huevo y lo dejamos cocerse durante unos ocho o diez minutos aproximadamente. Lo enfriamos con agua abundante y le quitamos la cáscara. Si en quitar la cáscara vemos que le queda al huevo una pequeña tela o piel se la quitamos con cuidado de no romper el huevo. Troceamos el queso fresco y el huevo un poco y los juntamos con el resto de los ingredientes en un recipiente para poder batirlos. Con la ayuda de una batidora de mano trituramos con mucha paciencia todos los ingredientes hasta que quede una masa uniforme, sin grumos y homogénea. Probamos la salsa y ajustamos el nivel de sal si fuese necesario. Ya está lista para servirse, si lo queremos conservar debemos hacerlo en un recipiente hermético y debemos guardarlo en una zona muy fresca del frigorífico.

Puntuación del editor:
5