Pizza “Low Carb” de Jamón Ibérico

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
pizza de jamon ibérico
Contenidos

Para todos aquellos interesados en reducir hidratos de carbono innecesarios de su día a día, esta alternativa de Pizza Low Carb de Jamón Ibérico con base de brócoli es una interesante alternativa. Su elaboración es sencilla, rápida y el resultado está riquísimo.

Ingredientes de la Pizza de Jamón Ibérico

  •  1 brócoli
  • 1 huevo
  • 150 gramos de mozzarella o queso rallado
  • Orégano y especias al gusto
  • Champiñones
  • Jamón Ibérico, la cantidad que deseemos
  • Una cebolla
  • Salsa de tomate

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Lavamos bien el ramillete de brócoli y lo rallamos, con la ayuda de un rallador o un procesador.
  3. Una vez triturado, lo vertemos en un bol y añadimos el huevo y el queso mozzarella. También echamos la sal, el orégano y las especias que deseemos. Mezclamos todo bien hasta conseguir una masa homogénea. 
  4. En una bandeja para horno, ponemos papel vegetal y esparcimos nuestra masa. Le vamos dando forma con las manos, hasta conseguir que quede redonda y sin agujeros. 
  5. Cuando esté bien prensada, echamos la salsa de tomate, los champiñones, la cebolla picada, el jamón ibérico y el queso rallado. Horneamos a 180º durante 15 minutos mínimo. 
  6. Pasado ese tiempo, y una vez estén los bordes dorados, tendremos nuestra deliciosa pizza low carb de jamón ibérico lista para disfrutar. 

La dieta cetogénica o low carb

Desde hace unos meses atrás, una nueva “tendencia alimenticia” se ha ido abriendo paso, adquiriendo fieles adeptos de casi todas partes del mundo; esta es la dieta cetogénica o “keto”,  la cual se basa en reducir drásticamente el consumo de hidratos de carbono y aumentar la ingesta de grasas saludables y junto con un poco de proteínas.  El objetivo principal de esta dieta es la pérdida rápida de peso, aunque ese no es su único beneficio. 

Beneficios de la dieta cetogénica

  • Mayor pérdida de peso: Al reducir notoriamente el consumo de hidratos de carbono, nuestro cuerpo entra en un estado llamado “cetosis”, durante el cual se encarga de adquirir la energía necesaria para hacer funcionar al organismo de la grasa. Este hecho genera que perdamos peso de manera muy rápida
  • Mayor pérdida de grasa: Existen dos tipos de grasa: la grasa subcutánea y la grasa visceral, que es la que rodea a los órganos. La presencia abundante de este segundo tipo es muy peligrosa y puede acarrear numerosos problemas de salud. La dieta keto, según recientes estudios, permite no solo perder grasa, sino también perder un mayor porcentaje de grasa abdominal. 
  • Menos riesgo de enfermedades cardiovasculares: Algunos estudios han demostrado que la dieta cetogénica ayuda a mejorar el perfil de colesterol, lo que significa aumento del “colesterol bueno” HDL y LDL-C. También reduce los niveles de triglicéridos y permiten descender la presión arterial

Riesgos de la dieta cetogénica

Del mismo modo que este “estilo de vida” tiene numerosos adeptos, también existe mucha gente que la considera una dieta que, si se mantiene durante mucho tiempo, puede acarrear numerosos problemas de salud.

Lo que más señalan los científicos es que las personas, en lugar de consumir grasas y proteínas saludables, como frutos secos, aguacate o pescados grasos como el salmón, optan por alimentos nocivos y llenos de grasas trans, tales como cortezas fritas de cerdo o un uso abusivo y en exceso de distinta variedad de quesos. 

La universidad de Harvard por su parte ha señalado que no se ha comprobado si la dieta cetogénica es realmente efectiva para perder peso, por lo que no recomiendan realizarla durante un periodo prolongado de tiempo

Entre los riesgos de esta dieta podemos encontrar: 

  • Deficiencia de nutrientes: Como selenio, magnesio, fósforo, así como algunas vitaminas. Esto se produce al no consumir las cantidades necesarias de legumbres y granos
  • Aumento de colesterol malo si se realiza una “keto sucia”: Como hemos mencionado antes, muchas personas interpretan grasas como grasas perjudiciales y se permiten libertad para consumir alimentos nocivos sin límite, lo que acaba provocando un aumento del colesterol. 
  • Problemas de hígado o riñón. 

Todo en exceso es malo

Por otro lado, otros estudios revelan que las personas que hacen un consumo responsable de carbohidratos viven más y tienen mejor salud que las que deciden consumirla tanto en altas como en bajas cantidades.

La clave, como en todo en la vida, es encontrar el equilibrio. De vez en cuando es bueno cuidarnos y buscar alternativas sin exceso de carbohidratos, como esta deliciosa receta de pizza low carb de jamón ibérico. Está deliciosa, es fácil de hacer y contiene menos calorías que la pizza normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pizza "Low Carb" de Jamón Ibérico

Para todos aquellos interesados en reducir hidratos de carbono innecesarios de su día a día, esta alternativa de Pizza Low Carb de Jamón Ibérico es una interesante alternativa.

Tipo: Pizza de Jamón Fitness

Cocina: Pizza de Jamóns Ligera

Palabras claves: Receta de Pizza de Jamón

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • 1 brócoli
  • 1 huevo
  • 150gr de mozzarella o queso rallado
  • Orégano y especias al gusto
  • Champiñones
  • Jamón Ibérico, la cantidad que deseemos
  • Una cebolla
  • Salsa de tomate

Instrucciones de la receta: Precalentamos el horno a 180º. Lavamos bien el ramillete de brócoli y lo rallamos, con la ayuda de un rallador o un procesador. Una vez triturado, lo vertemos en un bol y añadimos el huevo y el queso mozzarella. También echamos la sal, el orégano y las especias que deseemos. Mezclamos todo bien hasta conseguir una masa homogénea. En una bandeja para horno, ponemos papel vegetal y esparcimos nuestra masa. Le vamos dando forma con las manos, hasta conseguir que quede redonda y sin agujeros. Cuando esté bien prensada, echamos la salsa de tomate, los champiñones, la cebolla picada, el jamón ibérico y el queso rallado. Horneamos a 180º durante 15 minutos mínimo. Pasado ese tiempo, y una vez estén los bordes dorados, tendremos nuestra deliciosa pizza low carb de jamón ibérico lista para disfrutar.

Puntuación del editor:
5