Sopa de Garbanzos

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
sopa de garbanzos

Si bien, últimamente los garbanzos son muy populares por su preparación en forma de hummus. No debemos pasar en alto que, así mismo, existen otras opciones. Una de ellas es la sopa. Sopa de Garbanzos, para ser exactos. Una receta ideal para cualquier época del año, pero sobre todo en la más fría (otoño e invierno).

Se trata de una entrada nutritiva y reconfortante que, después de un día ajetreado, seguramente te hará sentir mucho mejor.

Ingredientes de la Sopa de Garbanzos

  • 1 zanahoria grande
  • 1 patata mediana/grande
  • Apio pequeño
  • Limón al gusto
  • Comino y sal al gusto
  • Garbanzos previamente cocidos

Preparación

  1. Lavamos y hervimos todas las verduras. Una vez agarren calor, añadimos los garbanzos y los dejamos hervir.
  2. Especiamos la sopa para que vaya agarrando el aroma y sabor de la misma.
  3. Recomendamos, además del comino, añadir eneldo, albahaca o perejil, aunque no todas estas especies juntas, ya que pueden volver demasiado fuerte el sabor de la sopa.
  4. Una vez que el garbanzo esté cocido, nos aseguramos de que el agua se haya reducido un poco (espesado). Servimos en platos individuales y añadimos unas gotas de zumo de limón al gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Sopa de Garbanzos

Sopa de Garbanzos, una receta ideal para cualquier época del año, pero sobre todo en la más fría (otoño e invierno).

Tipo: Sopa de Garbanzos ligera

Cocina: Sopa de Garbanzos fit

Palabras claves: Sopa de Garbanzos baja en grasas

Rendimiento de la receta: 4 Raciones

Tiempo de preparación: PT5M

Tiempo de cocinado: PT15M

Tiempo total: PT20M

Ingredientes de la receta:

  • 1 zanahoria grande
  • Limón al gusto
  • 1 patata mediana/grande
  • Apio pequeño
  • Comino y sal al gusto
  • Garbanzos previamente cocidos

Instrucciones de la receta: Lavamos y hervimos todas las verduras. Una vez agarren calor, añadimos los garbanzos y los dejamos hervir. Especiamos la sopa para que vaya agarrando el aroma y sabor de la misma. Recomendamos, además del comino, añadir eneldo, albahaca o perejil, aunque no todas estas especies juntas, ya que pueden volver demasiado fuerte el sabor de la sopa. Una vez que el garbanzo esté cocido, nos aseguramos de que el agua se haya reducido un poco (espesado). Servimos en platos individuales y añadimos unas gotas de zumo de limón al gusto.

Puntuación del editor:
5