Pollo en Pepitoria

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
pollo en pepitoria

Si existe una receta clásica de las abuelas, es el pollo a la pepitoria, un guisado que a muchos nos recuerda nuestra infancia, tanto porque es una delicia como un plato particular. Teniendo en cuenta que no precisaremos de ingredientes caros o que son complicados de conseguir, y sobretodo, naturales y saludables, sin excesos calóricos.

Ingredientes del Pollo en Pepitoria

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo grande
  • 6 muslos de pollo
  • 200g de almendras naturales
  • 1 cucharada de harina
  • 1 huevo
  • Azafrán al gusto
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1l de caldo de pollo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  • Sellamos los muslos de pollo, y los cocinaremos a fuego medio por un par de minutos. Salpimentamos el resultado.
  • En una cazuela amplia añadimos aceite de oliva y esperamos a que caliente. Una vez agarre temperatura, dejamos ahí los muslos por un minuto cada cara, aproximadamente.
  • Preparamos el sofrito de cebolla y ajo, y el resultado final lo vertemos por encima de nuestro pollo, ahora a fuego muy bajo para que no se queme, pero mantenga la temperatura.
  • En un recipiente a parte, preparamos un huevo y lo cubriremos en su totalidad con agua. Después, calentamos hasta que el agua entre en ebullición y dejamos que se cocine por alrededor de 10 minutos. Tomamos la yema, reservándola.
  • Picamos finamente las almendras.
  • La salsa será la pieza más importante. Retiramos el pollo (sin el sofrito) dejando en el cazo el aceite de oliva en el que se cocinó. Añadimos las almendras bien picadas y tostamos por uno o dos minutos. Hecho esto, añadimos la yema del huevo en trozos y la totalidad del azafrán, revolviendo todo. Añadimos el vino blanco y una cucharada de harina, y dejamos cocer mientras vamos removiendo hasta que se reduzca y espese.
  • Volvemos a añadir el pollo, intentando cubrirlo lo mejor posible, y tapamos la cazuela junto a otro pequeño vaso de agua. Salpimentamos al gusto y dejamos que baje de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Pollo en Pepitoria

Si existe una receta clásica de las abuelas, es el pollo a la pepitoria, un guisado que a muchos nos recuerda nuestra infancia

Tipo: Pollo en Pepitoria Fácil

Cocina: Receta Pollo en Pepitoria de la abuela

Palabras claves: Pollo en Pepitoria Fit

Rendimiento de la receta: 4 Raciones

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT15M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanc
  • 1 diente de ajo grande
  • 6 muslos de pollo
  • 200g de almendras naturales
  • 1 cucharada de harina
  • 1 huevo
  • Azafrán al gusto
  • 1l de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Instrucciones de la receta: Sellamos los muslos de pollo, y los cocinaremos a fuego medio por un par de minutos. Salpimentamos el resultado. En una cazuela amplia añadimos aceite de oliva y esperamos a que caliente. Una vez agarre temperatura, dejamos ahí los muslos por un minuto cada cara, aproximadamente. Preparamos el sofrito de cebolla y ajo, y el resultado final lo vertemos por encima de nuestro pollo, ahora a fuego muy bajo para que no se queme, pero mantenga la temperatura. En un recipiente a parte, preparamos un huevo y lo cubriremos en su totalidad con agua. Después, calentamos hasta que el agua entre en ebullición y dejamos que se cocine por alrededor de 10 minutos. Tomamos la yema, reservándola. Picamos finamente las almendras. La salsa será la pieza más importante. Retiramos el pollo (sin el sofrito) dejando en el cazo el aceite de oliva en el que se cocinó. Añadimos las almendras bien picadas y tostamos por uno o dos minutos. Hecho esto, añadimos la yema del huevo en trozos y la totalidad del azafrán, revolviendo todo. Añadimos el vino blanco y una cucharada de harina, y dejamos cocer mientras vamos removiendo hasta que se reduzca y espese. Volvemos a añadir el pollo, intentando cubrirlo lo mejor posible, y tapamos la cazuela junto a otro pequeño vaso de agua. Salpimentamos al gusto y dejamos que baje de nuevo.

Puntuación del editor:
5