Pollo a la plancha con hierbas y pasta al pesto

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
Pollo a la plancha con hierbas y pasta al pesto

Si por si solo el pollo a la plancha es exquisito, imagina el sabor que adquiere al condimentarlo con hierbas, y además de ello, acompañarlo con pasta al pesto. No puedes negarte a preparar este plato, ideal para un almuerzo súper saludable. 

Esta es una receta que no te tomará más de 40 minutos realizar, y todo se facilitará aun más si haces uso de estas Planchas eléctricas, sumamente prácticas y con características que te encantarán. Tienen un diseño exclusivo, muy fáciles de limpiar y con diversos beneficios para la cocina. 

Ingredientes del Pollo a la Plancha

  • 2 filetes de pechuga o contramuslo de pollo. 
  • ½ kilo de pasta.
  • 5 diente ajos.
  • Hojas de albahaca.
  • Hojas de orégano.
  • Hojas de romero. 
  • 3 cucharadas de queso parmesano.
  • 1 taza de aceite de oliva. 
  • Un chorrito de vinagre blanco.
  • Zumo de un limón. 
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  1. Tomamos las pechugas o contramuslo de pollo, limpiamos y retiramos toda la grasa posible. Entre más grasa eliminamos, más saludable será el resultado.
  2. Picamos en tiras y sazonamos con sal y pimienta al gusto, ajo picado, unas hojitas de orégano, albahaca y romero. Finalmente una cucharada de vinagre. Apartamos y dejamos marinar en el refrigerador por unos 10 minutos para que el pollo absorba todo el sabor. 
  3. Mientras se marina nuestro pollo, vamos a cocinar la pasta. Para ello, colocamos en la cocina a fuego medio una olla con agua y sal al gusto. Cuando notemos que comienza a hervir, agregamos la pasta. Una vez que notemos que la pasa esta lista, haciendo uso de un colador, la escurrimos y reservamos. 
  4. Volvemos al pollo y con ayuda de una planchas eléctrica lo cocinamos, dándole vuelta cada vez que notemos que agarra un tono dorado. Finalmente sellamos con un poco de aceite de oliva. 
  5. Solo nos queda dedicarnos a la salsa pesto. Para prepararla iniciaremos licuando unas hojas de albahaca y unos dientes de ajo. Poco a poco iremos incorporando el aceite vegetal y de oliva. Añadimos el zumo de un limón, queso parmesano, sal y pimienta al gusto. Vaciamos la salsa en una taza y llevamos a la nevera.
  6. Servimos colocando el pollo y la pasta en un plato, a esta última le añadiremos un poco de salsa pesto y queso parmesano.

Consejos a la hora de cocinar con Plancha

Si te gusta la albahaca, puedes servir el platillo y colocarle unas hojitas en la parte superior. 

Puedes preparar esta receta con cualquier tipo de pasta, todo queda a tu gusto y preferencia. 

Para la preparación de la pasta pesto, en vez de utilizar la licuadora, puedes triturar en un mortero los ingredientes, o una batidora. Igualmente, puedes añadirle otros ingredientes, como el aguacate, y frutos secos, entre ellos nueces, avellanas o almendras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Mini bombas de café verde

Si por si solo el pollo a la plancha es exquisito, imagina el sabor que adquiere al condimentarlo con hierbas, y además de ello, acompañarlo con pasta al pesto. No puedes negarte a preparar este plato, ideal para un almuerzo súper saludable.

Tipo: Mini bombas de café verde

Cocina: Bombas de café verde

Palabras claves: Receta Bombas de café verde

Rendimiento de la receta: 8 Raciones

Tiempo de preparación: PT20M

Tiempo de cocinado: PT1H

Tiempo total: PT1H20M

Ingredientes de la receta:

  • 2 filetes de pechuga o contramuslo de pollo.
  • Un chorrito de vinagre blanco.
  • ½ kilo de pasta.
  • 5 dientes de ajo.
  • Hojas de albahaca.
  • Hojas de orégano.
  • Hojas de romero.
  • 3 cucharadas de queso parmesano.
  • 1 taza de aceite de oliva.
  • Zumo de un limón.
  • Sal y pimienta al gusto.

Instrucciones de la receta: Tomamos las pechugas o contramuslo de pollo, limpiamos y retiramos toda la grasa posible. Entre más grasa eliminamos, más saludable será el resultado. Picamos en tiras y sazonamos con sal y pimienta al gusto, ajo picado, unas hojitas de orégano, albahaca y romero. Finalmente una cucharada de vinagre. Apartamos y dejamos marinar en el refrigerador por unos 10 minutos para que el pollo absorba todo el sabor. Mientras se marina nuestro pollo, vamos a cocinar la pasta. Para ello, colocamos en la cocina a fuego medio una olla con agua y sal al gusto. Cuando notemos que comienza a hervir, agregamos la pasta. Una vez que notemos que la pasa esta lista, haciendo uso de un colador, la escurrimos y reservamos. Volvemos al pollo y con ayuda de una planchas eléctrica lo cocinamos, dándole vuelta cada vez que notemos que agarra un tono dorado. Finalmente sellamos con un poco de aceite de oliva. Solo nos queda dedicarnos a la salsa pesto. Para prepararla iniciaremos licuando unas hojas de albahaca y unos dientes de ajo. Poco a poco iremos incorporando el aceite vegetal y de oliva. Añadimos el zumo de un limón, queso parmesano, sal y pimienta al gusto. Vaciamos la salsa en una taza y llevamos a la nevera. Servimos colocando el pollo y la pasta en un plato, a esta última le añadiremos un poco de salsa pesto y queso parmesano.

Puntuación del editor:
5