Patatas rellenas de atún

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
patatas rellenas de atún
Contenidos

Las recetas de patatas son toda una maravilla, la inmensa mayoría de ellas son muy fáciles de hacer y además de eso todas están muy buenas. En esta ocasión os traemos unas patatas rellenas de atún que no podrán evitar que te chupes los dedos de lo deliciosas que estarán.

Antes de eso queremos comentar que el atún es un alimento con un alto contenido en proteínas que es usado en muchas dietas fitness y por culturistas y deportistas de alto rendimiento. Esto es así ya que contiene muchos nutrientes y es un alimento súper saludable y delicioso con el que preparar comidas. Además de eso, en comparativa con otros pescados, el atún es un alimento que es bastante barato. Por lo que podemos preparar platos que no sean muy costosos.

Ingredientes de las Patatas rellenas

  • Dos patatas por persona
  • 50 ml de salsa de tomate por cada patata (puede ser casera si queremos que sea más sana).
  • 80 gramos de atún por patata.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Queso cheddar rallado.
  • Perejil fresco.
  • Agua.
  • Sal.

Preparación

  1. En primer lugar, lo que haremos será lavar bien las patatas bajo el grifo para eliminar cualquier rastro de tierra que puedan tener las patatas. Preparemos una cazuela grande y pondremos abundante agua y sal. Deberemos dejar que se cuezan las patatas hasta el punto en el que podamos pincharlas con un tenedor y podamos introducirlo sin resistencia.
  2. Dependiendo del tamaño de las patatas deberemos dejarlas escurriendo y enfriándose durante unos veinte o treinta minutos. Esto es así para poder manipularlas sin quemarnos.
  3. Si las cortásemos en ese momento, aun en caliente, es probable que se deshiciesen y la piel se desprendiese sin problema alguno. Por eso esperaremos hasta que las patatas se hayan quedado templadas antes de continuar.
  4. Mientras las patatas se enfrían preparemos el relleno. En un bol mezclaremos el atún, con aceite, el queso cheddar rallado, la salsa de tomate y el perejil fresco. Mezclaremos todo y lo reservaremos.
  5. En el momento que las patatas hayan quedado templadas las cortaremos por la mitad de forma longitudinal, teniendo especial cuidado de que no se nos desprenda la piel.
  6. Mediante la ayuda de una cucharilla de café iremos vaciando cada una de las mitades de las patatas, manteniendo una pared de medio centímetro aproximadamente. Esa pared la dejaremos para que la patata no se rompa. Incorporaremos la patata que hemos extraído en la mezcla que antes hemos retirado. Removeremos todo bien hasta que consigamos una pasta.
  7. Engrasaremos con aceite de oliva una fuente que sea apta para los hornos e iremos colocando las patatas y a la vez las iremos rellenando con el relleno que hemos preparado. Cuando tengamos todas las patatas lo que haremos será rallar algo de queso cheddar por encima de las patatas. Si no tienes queso cheddar o te gusta otro tipo de queso también puedes usarlo.
  8. Calentaremos el horno y lo dejaremos bien caliente, a unos 200 grados centígrados. Gratinaremos las patatas durante unos doce o quince minutos. Nos tenemos que fijar en que tengan el punto que nos guste de gratinado y teniendo siempre cuidado de que no se quemen.
  9. Cuando ya estén como nos gustan podemos retirar del horno y podemos añadir perejil fresco o seco por encima, al gusto de cada persona. 

Por otro lado, qué decir de las patatas, son unos ingredientes que de por sí solos se pueden convertir en el plato principal, pero a la vez se pueden convertir en una guarnición excelente en multitud de platos y recetas. 

Muchas veces no hace falta que nos compliquemos la vida con elaboraciones complicadas y trabajadas además de muy extensas para conseguir un buen plato para comer. La receta que verás en este artículo de patatas rellenas de atún es la prueba de ello. Como podrás ver se elaborará con ingredientes muy sencillos, que seguro que tendrás en la despensa o podrás conseguir con mucha facilidad. Prepararás un plato muy rico y sabroso con el que podrás ofrecer un entrante o un acompañamiento perfecto para cualquier tipo de carne o pescado que prepares.

Las patatas las usaremos como recipientes, no obstante, puedes cambiarlas por tomates, calabacines, alcachofas, berenjenas, pimientos, etc. La receta es muy abierta, aunque hoy usaremos patatas. Para esta receta en particular usaremos queso cheddar, no obstante, podemos usar otro que sea de nuestro agrado o que tengamos en la despensa de la cocina.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nuggets de coliflor

Nuggets de Coliflor

✅ El PURÉ DE ZANAHORIA es una forma sencilla de comer esta hortaliza, además de ser un excelente acompañante para un plato principal. ✅

Leer Más »
leche frita fitness

Leche Frita Fit

✅ El PURÉ DE ZANAHORIA es una forma sencilla de comer esta hortaliza, además de ser un excelente acompañante para un plato principal. ✅

Leer Más »
pollo marinado receta fitness

Pollo Marinado

✅ Un aporte calórico y unos nutrientes y proteínas esenciales. Sea cual sea nuestra dieta personalizada. El pollo marinado sin duda es una gran opción. ✅

Leer Más »

Resumen

Patatas Rellenas de Atún

Las recetas de patatas son toda una maravilla, la inmensa mayoría de ellas son muy fáciles de hacer y además de eso todas están muy buenas. En esta ocasión os traemos unas patatas rellenas de atún que no podrán evitar que te chupes los dedos de lo deliciosas que estarán.

Tipo: Recetas de Patata Rellena

Cocina: Patatas con Atún fitness

Palabras claves: Patatas Rellenas de atún

Rendimiento de la receta: 6 Raciones

Tiempo de preparación: PT40M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT1H

Ingredientes de la receta:

  • Dos patatas por persona
  • 50 ml de salsa de tomate por cada patata (puede ser casera si queremos que sea más sana).
  • 80 gramos de atún por patata.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Queso cheddar rallado.
  • Perejil fresco.
  • Agua
  • Sal al gusto

Instrucciones de la receta: En primer lugar, lo que haremos será lavar bien las patatas bajo el grifo para eliminar cualquier rastro de tierra que puedan tener las patatas. Preparemos una cazuela grande y pondremos abundante agua y sal. Deberemos dejar que se cuezan las patatas hasta el punto en el que podamos pincharlas con un tenedor y podamos introducirlo sin resistencia. Dependiendo del tamaño de las patatas deberemos dejarlas escurriendo y enfriándose durante unos veinte o treinta minutos. Esto es así para poder manipularlas sin quemarnos. Si las cortásemos en ese momento, aun en caliente, es probable que se deshiciesen y la piel se desprendiese sin problema alguno. Por eso esperaremos hasta que las patatas se hayan quedado templadas antes de continuar. Mientras las patatas se enfrían preparemos el relleno. En un bol mezclaremos el atún, con aceite, el queso cheddar rallado, la salsa de tomate y el perejil fresco. Mezclaremos todo y lo reservaremos. En el momento que las patatas hayan quedado templadas las cortaremos por la mitad de forma longitudinal, teniendo especial cuidado de que no se nos desprenda la piel. Mediante la ayuda de una cucharilla de café iremos vaciando cada una de las mitades de las patatas, manteniendo una pared de medio centímetro aproximadamente. Esa pared la dejaremos para que la patata no se rompa. Incorporaremos la patata que hemos extraído en la mezcla que antes hemos retirado. Removeremos todo bien hasta que consigamos una pasta. Engrasaremos con aceite de oliva una fuente que sea apta para los hornos e iremos colocando las patatas y a la vez las iremos rellenando con el relleno que hemos preparado. Cuando tengamos todas las patatas lo que haremos será rallar algo de queso cheddar por encima de las patatas. Si no tienes queso cheddar o te gusta otro tipo de queso también puedes usarlo. Calentaremos el horno y lo dejaremos bien caliente, a unos 200 grados centígrados. Gratinaremos las patatas durante unos doce o quince minutos. Nos tenemos que fijar en que tengan el punto que nos guste de gratinado y teniendo siempre cuidado de que no se quemen. Cuando ya estén como nos gustan podemos retirar del horno y podemos añadir perejil fresco o seco por encima, al gusto de cada persona.

Puntuación del editor:
5

Recetas Nuevas en tu móvil cada día