Leche Frita Fit

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
leche frita fitness
Contenidos

La leche frita es un dulce propio de cultura culinaria española que se sirve como postre y es muy preciado. Esta receta se puede ver más fácilmente en regiones del norte de España, aunque cualquier otra parte del mundo es perfectamente válida para ver este exquisito plato.

La leche frita tradicional se hace a base de harina cocida con leche y azúcar. Se forma una masa espesa que posteriormente se corta y se fríen en porciones. Habitualmente se sirve con azúcar y canela en polvo por encima.

Ingredientes de la Leche Frita Sin Azúcar

  • Medio litro de leche desnatada
  • 3 claras de huevo
  • Harina de maíz fina
  • Medio limón
  • 1 ramita de canela
  • Edulcorante Natural al gusto
  • 1 huevo
  • Opcionalmente podemos usar canela molida y edulcorante en polvo para decorar espolvoreando por encima antes de servir y realzando así también su sabor

En esta receta está la fórmula para preparar una leche frita al horno baja en calorías de forma fácil y saludable. Cuando la pruebes verás que está tan buena y sabrosa como su par original, pero eliminando elementos como el azúcar y sin la necesidad de freír en aceite nada.

Gracias a hacer la leche frita en el horno conseguimos un postre bajo en grasa, azúcares y muy ligero. Ya que no lleva azúcar es una receta apta para personas diabéticas y además tiene un contenido proteico bastante elevado sin la necesidad de ningún aditivo. Lo tiene todo: bajo en calorías, alto en proteínas, bajo en hidratos de carbono y bajo en grasas, por ello es una receta muy recomendable para deportistas de alto rendimiento.

Preparación

  1. Lavamos bien el limón y le quitamos la cáscara. Ponemos 400 ml de leche desnatada junto con la cáscara de limón y la ramita de canela en un cazo. Los otros 100 ml de leche los guardamos en el frigorífico para más tarde.
  2. Ponemos todo en el fuego y lo dejamos que se cueza a fuego medio. Removemos varias veces hasta que finalmente se haya cocido.
  3. En el momento que empiece a hervir lo apartamos del fuego, lo tapamos y dejamos que la canela y la cáscara de limón dejen su esencia en la leche durante unos diez minutos aproximadamente.
  4. Mientras, para aprovechar el tiempo, en un vaso disolvemos unos treinta gramos harina de maíz en los 100 ml de leche restante bien fría. Ponemos las tres claras de huevo a esta mezcla y removemos hasta que quede todo uniforme.
  5. Una vez hayan transcurrido los diez minutos para que la leche tome el sabor de la canela y cáscara de limón incorporamos poco a poco la mezcla que acabamos de preparar y removemos con algún instrumento de cocina fino (unas varillas, por ejemplo). Esto lo hacemos para evitar que las claras de huevo disueltas en la mezcla se lleguen a cuajar y estropeen nuestro postre.
  6. Añadimos edulcorante natural al gusto.
  7. De nuevo ponemos a fuego medio el cazo con todos los ingredientes removiendo constantemente durante unos diez o quince minutos aproximadamente. Sabremos que ya no hace falta que removamos más cuando espese bastante. A más tiempo en fuego más espeso quedará.
  8. Forramos con papel de film transparente el interior de un recipiente cuadrado que pueda contener la mezcla.
  9. Ya con la mezcla bien espesa, la apartamos del fuego, la ponemos en el recipiente que hemos forrado anteriormente y con la ayuda de una cuchara dejamos uniformemente lisa la superficie. Lo ideal sería que el grosor de la mezcla en el recipiente fuese de un centímetro y medio aproximadamente.
  10. Dejamos que se enfríe un poco de forma natural, lo tapamos con papel de film una vez se haya enfriado un poco y lo metemos en el frigorífico.
  11. Una vez veamos que la mezcla ha cuajado la podemos sacar del recipiente y la cortamos con la ayuda de un cuchillo en porciones cuadradas de unos cuatro centímetros.
  12. Batimos un huevo y rebozamos en harina las porciones que hemos cortado. Preparamos papel de hornear en la bandeja del horno y ponemos las porciones encima de este.
  13. Ponemos la bandeja en la parte alta del horno y horneamos a 250ºC únicamente por la parte de arriba. Cuando estén doradas y tostadas un poco por arriba (tardará entre cinco y siete minutos aproximadamente.) ya podemos retirarlas del horno.
  14. Opcionalmente podemos utilizar canela en polvo y edulcorante en polvo para decorar y mejorar el sabor si queremos.
  15. Finalmente podemos servir el postre, en caso de que quisiéramos guardarlo debemos guardarlo en el frigorífico una vez no estuviesen calientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

aros de cebolla fitness

Aros de cebolla fitness

✅ Malas prácticas en la cocina nos han hecho pensar durante mucho tiempo que los AROS DE CEBOLLA FITNESS no existen… hora de desmentirlo ✅

Leer Más »
smoothie de apio

Smoothie de Apio

✅ El Smoothie de Apio no es muy conocido. Incluso puede tener un sabor no muy agradable si no nos gusta el Apio, pero hay formas de mejorarlo y endulzarlo ✅

Leer Más »
leche de avena casera

Leche de Avena Casera

✅ El PURÉ DE ZANAHORIA es una forma sencilla de comer esta hortaliza, además de ser un excelente acompañante para un plato principal. ✅

Leer Más »
pastel de platano

Pastel de Plátano

✅ El pastel o bizcocho de zanahoria es muy popular. Aunque no se asocia el dulce con lo fitness, aquí hay una receta muy saludable de PASTEL DE ZANAHORIA. ✅

Leer Más »

Resumen

Leche Frita al Horno

✅ La leche frita ✅ es un dulce propio de cultura culinaria española que se sirve como postre y es muy preciado.

Tipo: Leche Frita Fit

Cocina: Receta Leche Frita Fitness

Palabras claves: Leche Frita al Horno

Rendimiento de la receta: 2 Raciones

Tiempo de preparación: PT10M

Tiempo de cocinado: PT20M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • Medio litro de leche desnatada
  • 3 claras de huevo
  • Harina de maíz fina
  • Medio limón
  • 1 ramita de canela
  • Edulcorante Natural al gusto
  • 1 huevo
  • Opcionalmente podemos usar canela molida y edulcorante en polvo para decorar espolvoreando por encima antes de servir y realzando así también su sabor

Instrucciones de la receta: Lavamos bien el limón y le quitamos la cáscara. Ponemos 400 ml de leche desnatada junto con la cáscara de limón y la ramita de canela en un cazo. Los otros 100 ml de leche los guardamos en el frigorífico para más tarde. Ponemos todo en el fuego y lo dejamos que se cueza a fuego medio. Removemos varias veces hasta que finalmente se haya cocido. En el momento que empiece a hervir lo apartamos del fuego, lo tapamos y dejamos que la canela y la cáscara de limón dejen su esencia en la leche durante unos diez minutos aproximadamente. Mientras, para aprovechar el tiempo, en un vaso disolvemos unos treinta gramos harina de maíz en los 100 ml de leche restante bien fría. Ponemos las tres claras de huevo a esta mezcla y removemos hasta que quede todo uniforme. Una vez hayan transcurrido los diez minutos para que la leche tome el sabor de la canela y cáscara de limón incorporamos poco a poco la mezcla que acabamos de preparar y removemos con algún instrumento de cocina fino (unas varillas, por ejemplo). Esto lo hacemos para evitar que las claras de huevo disueltas en la mezcla se lleguen a cuajar y estropeen nuestro postre. Añadimos edulcorante natural al gusto. De nuevo ponemos a fuego medio el cazo con todos los ingredientes removiendo constantemente durante unos diez o quince minutos aproximadamente. Sabremos que ya no hace falta que removamos más cuando espese bastante. A más tiempo en fuego más espeso quedará. Forramos con papel de film transparente el interior de un recipiente cuadrado que pueda contener la mezcla. Ya con la mezcla bien espesa, la apartamos del fuego, la ponemos en el recipiente que hemos forrado anteriormente y con la ayuda de una cuchara dejamos uniformemente lisa la superficie. Lo ideal sería que el grosor de la mezcla en el recipiente fuese de un centímetro y medio aproximadamente. Dejamos que se enfríe un poco de forma natural, lo tapamos con papel de film una vez se haya enfriado un poco y lo metemos en el frigorífico. Una vez veamos que la mezcla ha cuajado la podemos sacar del recipiente y la cortamos con la ayuda de un cuchillo en porciones cuadradas de unos cuatro centímetros. Batimos un huevo y rebozamos en harina las porciones que hemos cortado. Preparamos papel de hornear en la bandeja del horno y ponemos las porciones encima de este. Ponemos la bandeja en la parte alta del horno y horneamos a 250ºC únicamente por la parte de arriba. Cuando estén doradas y tostadas un poco por arriba (tardará entre cinco y siete minutos aproximadamente.) ya podemos retirarlas del horno. Opcionalmente podemos utilizar canela en polvo y edulcorante en polvo para decorar y mejorar el sabor si queremos. Finalmente podemos servir el postre, en caso de que quisiéramos guardarlo debemos guardarlo en el frigorífico una vez no estuviesen calientes.

Puntuación del editor:
5

Recetas Nuevas en tu móvil cada día