Hummus de Berenjena

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on pinterest
Share on whatsapp
hummus de berenjena

Para aquellas personas que no sepan que es el hummus, podemos definirlo como una especie de paté, en el caso de esta receta, un Hummus de Berenjena.

Los hummus son un tipo de receta que ha ganado bastante popularidad últimamente. Eso es debido a que existen muchas formas de elaborar esta receta. Esto último permite introducir muchos alimentos a nuestra dieta de una forma muy sabrosa. Por este motivo ha ganado mucha popularidad.

Las verduras y frutas tienen propiedades maravillosas para nuestro cuerpo. Su consumo beneficia enormemente a nuestro organismo y mejora nuestro bienestar y salud. Este tipo de cosas sobre las verduras a día de hoy se puede considerar un conocimiento generalizado. No obstante, la mayoría de personas no saben concretamente que pueden aportar las verduras y frutas a su cuerpo.

Nosotros hemos escogido hacer hummus de berenjena ya que, aunque no es una verdura tan consumida como otras brinda aportes nutricionales importantes a nuestro cuerpo. La berenjena es alimento que es desintoxicante, es decir, favorece a la eliminación de sustancias indeseables dentro de nuestro organismo. Ayuda a controlar la tensión arterial y favorece el proceso de digestión.

 

Ingredientes del Hummus de Berenjena

  • Una berenjena
  • 2 cucharadas de tahini
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra
  • 1 limón
  • 200 gramos de garbanzos
  • Semillas de sésamo
  • Sal
  • Opcionalmente podemos añadir pimienta negra
  • Opcionalmente podemos añadir pimentón picante. En caso de hacerlo obtendremos un hummus picante delicioso
  • Opcionalmente podemos usar cebolla en polvo
  • Opcionalmente podemos añadir nuez moscada

La berenjena siempre se debe consumir cocida. Eso es de ese modo porque posee un alcaloide tóxico que llega a provocar incluso trastornos intestinales y dolores de cabeza intensos. Este alcaloide se elimina mediante la cocción.

Algunas personas no saben que la berenjena tiene un sabor amargo de forma natural. Para eliminar ese sabor amargo lo que se debe hacer es la noche anterior a comer las berenjenas, colocar rodajas de berenjena sin cocer en un recipiente con agua y sal. Al día siguiente deberemos enjuagarles bien y retirar el exceso de sal y cocinarlas.

Preparación

  1. En primer lugar, lo que debemos hacer es cortar la berenjena en rodajas y ponerla en agua con sal para quitarle el amargor. La dejaremos durante unas ocho o diez horas así.
  2. Transcurrido ese tiempo lo que haremos será quitar la piel a las berenjenas dejándolas limpias. Precalentaremos el horno y las asaremos durante unos 12 minutos a una temperatura de 180 grados. Nos deben quedar blanditas.
  3. De mientras se hacen las berenjenas podemos comenzar a cocer los garbanzos. Para ello prepararemos una olla que pueda contener los garbanzos y los coceremos al fuego.
  4. Mientras se nos cuecen tanto los garbanzos como la berenjena lo que haremos será cortar el limón por la mitad y exprimirle todo su jugo. Si viésemos que tiene poco jugo podemos coger otro limón.
  5. Una vez tengamos cocidos tanto los garbanzos como las berenjenas lo que haremos es hacer la crema. Prepararemos un vaso que pueda contener todo y pondremos todos los ingredientes juntos. Trituraremos todo junto con la ayuda de una batidora de mano.
  6. Una vez haya quedado todo triturado y tenga una textura uniforme y homogénea podemos servir a los comensales. En caso de que queramos conservar el hummus lo debemos conservar en el frigorífico. Podemos mantenerlo en la nevera durante un máximo de dos días.

Algunas de las propiedades que tienen la berenjena son las siguientes:

  • Tiene alto contenido en vitamina A, B1, B2, C y ácido fólico. Esta combinación de nutrientes lo que hace es favorecer al sistema inmunológico y mejorar la resistencia a enfermedades.
  • Tiene una alta cantidad de minerales como el potasio, el calcio, magnesio, hierro y fósforo. Esto lo que hace es ayudar a prevenir la artritis, osteoporosis y enfermedades del corazón.
  • Tiene una cantidad irrisoria de calorías. Es un alimento libre de grasa y posee un gran porcentaje de agua. Unos 100 gramos de berenjenas apenas aportan 38 calorías a nuestro balance energético. Esto convierte a la berenjena en un alimento interesante de cara a la pérdida de peso.
  • El consumo de berenjena es recomendable cuando se padece anemia u osteoporosis ya que tiene un alto contenido en calcio, fósforo y hierro.
  • Tiene ácido clorogénico. Este ayuda a reducir el colesterol que es perjudicial para la salud y también combate los radicales libres.
  • Tiene una concentración elevada de flavonoides, pigmentos muy conocidos por ayudas a mejorar ciertas cualidades de los alimentos. Eso es así ya que brinda protección a las células frente a distintos agentes dañinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resumen

Hummus de Berenjena

Para aquellas personas que no sepan que es el hummus, podemos definirlo como una especie de paté, en el caso de esta receta, un Hummus de Berenjena.

Tipo: Hummus de Berenjena Fit

Cocina: Hummus de Berenjena bajas en grasas

Palabras claves: Receta de Hummus de Berenjena ligera

Rendimiento de la receta: 6 Raciones

Tiempo de preparación: PT15M

Tiempo de cocinado: PT15M

Tiempo total: PT30M

Ingredientes de la receta:

  • Una berenjena
  • 2 cucharadas de tahini
  • 200 gramos de garbanzos
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra
  • 1 limón
  • Semillas de sésamo
  • Opcionalmente podemos usar cebolla en polvo
  • Opcionalmente podemos añadir nuez moscada
  • Sal al gusto
  • Opcionalmente podemos añadir pimienta negra
  • Opcionalmente podemos añadir pimentón picante. En caso de hacerlo obtendremos un hummus picante delicioso

Instrucciones de la receta: En primer lugar, lo que debemos hacer es cortar la berenjena en rodajas y ponerla en agua con sal para quitarle el amargor. La dejaremos durante unas ocho o diez horas así. Transcurrido ese tiempo lo que haremos será quitar la piel a las berenjenas dejándolas limpias. Precalentaremos el horno y las asaremos durante unos 12 minutos a una temperatura de 180 grados. Nos deben quedar blanditas. De mientras se hacen las berenjenas podemos comenzar a cocer los garbanzos. Para ello prepararemos una olla que pueda contener los garbanzos y los coceremos al fuego. Mientras se nos cuecen tanto los garbanzos como la berenjena lo que haremos será cortar el limón por la mitad y exprimirle todo su jugo. Si viésemos que tiene poco jugo podemos coger otro limón. Una vez tengamos cocidos tanto los garbanzos como las berenjenas lo que haremos es hacer la crema. Prepararemos un vaso que pueda contener todo y pondremos todos los ingredientes juntos. Trituraremos todo junto con la ayuda de una batidora de mano. Una vez haya quedado todo triturado y tenga una textura uniforme y homogénea podemos servir a los comensales. En caso de que queramos conservar el hummus lo debemos conservar en el frigorífico. Podemos mantenerlo en la nevera durante un máximo de dos días.

Puntuación del editor:
5